la idea

¿Qué tal si además de preocuparnos de nuestra práctica nos preocupamos de nosotros? Esta pregunta dio vueltas en mi cabeza muchos años. Viendo tantos músicos increíbles a mi alrededor, muchas veces ahogados por fantasmas recurrentes en sus vidas: mal manejo del dinero (deudas), mal manejo del tiempo (estrés), mal manejo de sus relaciones personales (frustración), mal manejo de sus posibilidades (impotencia), mal manejo de sus carreras (depresión).

Por otro lado yo, siendo psicóloga y flautista, evidenciando cómo cada día más psicólogos se apuntan para el cuidado de las personas. Vino entonces la idea a mi mente… ¿qué tal si junto un poco de los mundos en los que me he formado, y así acompaño a los músicos, ayudándolos a tener carreras más prósperas y vidas más plenas?

Recordé el cuento “Una nueva flauta” donde se relata el viaje personal y musical de un flautista a lo largo de su vida. Ese mismo relato me llevó al libro “Free Play: la improvisación en la vida y en el arte” de Stephen Nachmanovitch, y así fueron sucediendo una serie de hechos que no me dejaron más opción que abrir este blog.

A cada uno le dejo un abrazo grande, y los invito a construir juntos espacio!

Francisca